Cada vez están más presentes en nuestra vida los coches eléctricos. Por nuestras calles ya podemos ver convivir bicicletas eléctricas, patinetes y coches eléctricos.

Si tienes este tipo de automóvil o estás pensando en adquirir uno, este artículo te interesa. A continuación te explicamos algunas características y trucos para tener una carga óptima

¿Qué es más barato, coche eléctrico o gasolina?

La principal pregunta que nos viene a la cabeza cuando tenemos la intención de adquirir un vehículo eléctrico es si realmente sale más económico hacer el a cambio, porque a priori la adquisición de un coche eléctrico supone un desembolso mayor que el de un coche «tradicional».

Aunque debido a la subida del precio de la luz, la diferencia ya no es tan alta, aunque sigue siendo lo suficientemente interesante como para plantearse el cambio.

Autonomía.

Otro punto a tener en cuenta a la hora de decantarnos entre un coche eléctrico o «tradicional» de combustión es la autonomía de estos vehículos.

Aunque se ha conseguido que los coches eléctricos tengan una autonomía de unos 600 km en la práctica realmente la media ronda entre 200 o 300 kilómetros.

Los coches de combustión igual que en el caso anterior se ha llegado con una conducción óptima, no agresiva y sin exceso, a los 1000 km de autonomía, aunque en la práctica la realidad es que llegan a unos 600 kg.

Mantenimiento.

Otra de las principales ventajas en los coches eléctricos es que como indica su adjetivo son «vehículos limpios». Al no tener combustión no emiten partículas y por lo tanto no crean suciedad que puedan incrustarse en los diferentes elementos del vehículo y hacer que tengan averías mecánicas.

Otro punto a su favor es el tipo de motor que usan la misma construcción de los motores, mientras que el de combustión necesitas la entrada del carburante y micro explosiones para mover los pistones, los motores eléctricos funcionan a base de resistencia y electroimanes y un rotor.

Impuestos

Los automóviles eléctricos, por la intención que tiene el gobierno de instaurar e ir hacia unas ciudades más verdes, gozan de unas ventajas fiscales más interesantes.

Lo único que comparten los dos tipos de vehículos en el 21% de IVA están en una mejor situación, ya que los gobiernos occidentales apuestan por ellos. No obstante, tendrás que pagar un IVA del 21 %.

En cambio los vehículos eléctricos no pagan el impuesto de matriculación, este impuesto va relacionado con la producción de dióxido de carbono.

Otro impuesto con el que gozan de ventaja es el impuesto de circulación que cuentan con reducción de un 75 % 

Si tenemos pensado usar nuestro vehículo para trabajar, los autónomos y empresas se ahorrarán el 30% del pago de IRPF.

Por el lado de los coches de gasolina, no hay deducciones. De hecho, los gobiernos optan por incrementar o crear impuestos específicos para desincentivar su uso. sin importar el tipo de combustible que utilicen (gasolina o diésel).

¿Cuánto cuesta una carga de coche eléctrico?

Quizás este sea el punto más problemático de los coches eléctricos respecto a los tradicionales los precios rondan aproximadamente los 23 000 € en los eléctricos mientras que los de gasolina ronda los 17 000 €. Pero que no nos engañe este espejismo. porque aunque parezca que es más caro a la larga sale más rentable.

¿Cómo calcular el consumo de un coche eléctrico?

Aun teniendo en cuenta el coste de la factura de la luz, se prevé que vuelva a tener un coste normalizado, y las fluctuaciones que tienen los precios de la gasolina y del gasoil podemos hacer una relación donde el precio de la gasolina ronda en unos 1,40 euros por litro, mientras que el equivalente en electricidad es de 0,1 céntimos. Y si además que la hora más baja de consumo es por la noche, ten en cuenta que, a la hora de recargar el vehículo, lo harás durante la noche, cuyas horas son de baja demanda. Esto hace que el coste se reduzca bastante.

¿Cuánto tiempo se carga un coche eléctrico?

Para saber cuanto tiempo necesitaremos para cargar nuestro vehículo tenemos que tener en cuenta que tenemos tres tipos de cargas según nuestras necesidades:

Carga lenta:

Es la carga más óptima el único inconveniente es el tiempo que demora, entre 5 y 8 horas de media, por eso es aconsejable hacer en puntos fijos como en casa como en tu puesto de trabajo, ya que es donde más tiempo pasamos y es más fácil tener el coche inmovilizado.

Carga semi rápida:

Este tipo de cargas aún no están muy extendidas, pero se espera que en el futuro se desplieguen en los principales puntos públicos y privados como en centros comerciales, parkings tanto cerrados como interiores, suelen tener un tiempo de carga de entre 1 hora y media y 3 horas.

Carga rápida:

Por último tenemos la carga rápida de unos menos de 15 minutos, es la que se ofrece en gasolineras y puntos de carga exteriores, el principal objetivo es dar una carga mínima para llegar a un punto de recarga lenta.

Lo único que encontramos en las cargas es que no existe un enchufe universal, cada modelo tiene su enchufe propio, cosa que tendremos que tener en cuenta a la hora de buscar los diferentes puntos de recarga del país, y también puede hacer modificar nuestras rutas en los viajes largos.

¿Qué ventajas extras tienen los coches eléctricos sobre los de combustión?

La principal diferencia es que con el coche eléctrico no tendrás ninguna restricción en las zonas de bajas emisiones. Tanto en Barcelona como en Madrid ya existen estas zonas y suelen coincidir con el centro de la ciudad.

Las zonas azules ya no serán un problema, los coches eléctricos no pagan. 

Sigue al dia con Esser, gracias a nustro blog te tendremos siempre a la última