En situaciones de emergencia, tener que bajar del coche para colocar elementos de seguridad como los triángulos, supone un alto riesgo para los conductores. Tanto es así, que en los últimos años se han multiplicado los atropellos por señalizar una avería con los populares triángulos que se han venido utilizados durante décadas.

Es por eso que la DGT ha anunciado este año cambios en las leyes de movilidad que han entrado en vigor el 1 de julio de 2021, y que todos los conductores deberán conocer para así poder reducir el número de fallecidos y heridos graves en estas circunstancias.

A continuación, te explicaremos en qué consiste estos cambios en las leyes:

Desde el 1 de julio de 2021 los triángulos de emergencia podrán ser remplazados por balizas luminosas V16. Este dispositivo, que se coloca en el techo exterior del vehículo con un anclaje magnético sin la necesidad de abandonar el coche, puede utilizarse como alternativa o suplemento al triángulo de emergencia para señalizar una parada de nuestro coche, por ejemplo, cuando tenemos una avería o accidente.

A pesar de su tamaño mediano, el reflector parabólico LED de estas balizas resulta visible en un radio aproximado de 1 kilómetro, incluso en condiciones de baja visibilidad.

Está previsto que a partir del 1 de enero del 2026, la señal V-16 con geolocalización pase a ser obligatoria y sustituya definitivamente al triángulo de emergencia. (Cfr. https://www.dgt.es/es/)

Ambos dispositivos, triángulos y señal V-16, se podrán utilizar hasta el 1 de enero de 2026, ya que luego de este periodo los triángulos desaparecerán y la señal V-16 será obligatoria para todos. El precio será bastante accesible (poco más de 20 euros) pero cuando se trata de nuestra seguridad la inversión está justificada.

A continuación, mencionaremos las principales ventajas de la utilización de las balizas:

  • Señaliza a mayor distancia el vehículo en situaciones de baja luminosidad, como por la noche.
  • Las balizas se detectan con más anticipación que los triángulos para que el resto de usuarios pueda identificar el problema y prevenir posibles riesgos.
  • Se ve a 360º, mejorando el ángulo de detección.
  • Es muy fácil y práctica de transportar y usar.
  • Evita que tengas que desplazarte para colocar los triángulos delante y/o detrás del vehículo, según las circunstancias.

Para poder hacer uso de las balizas, estas deben cumplir una serie de requisitos y estar homologadas, a continuación, mencionaremos algunos de los requisitos que se deben cumplir:

  • Irradiación: el sistema óptico estará diseñado de forma que la luz cubra un campo de visibilidad horizontal de 360 grados y en vertical un mínimo de +- 8 grados hacia arriba y abajo.
  • El uso del mencionado chaleco es obligatorio cuando se salga del vehículo y se ocupe la calzada o el arcén de las vías interurbanas.
  • Intensidad luminosa: debe ser en el grado 0, entre 40 y 80 candelas (unidad básica del Sistema Internacional que mide la intensidad luminosa). En ambos casos, dicha intensidad se mantendrá durante al menos 30 minutos.
  • En caso de inmovilización del vehículo por accidente se utilizarán ambos, salvo que las condiciones de circulación no permitan hacerlo. Se colocará uno por delante y otro por detrás del vehículo, como mínimo a 50 metros de distancia y de forma que sean visibles como mínimo desde 100 metros por los conductores que se aproximen.
  • Además, se encenderán las luces de emergencia, los cuatro intermitentes. Si el accidente tiene lugar en autopista o autovía, en condiciones de baja visibilidad o entre la puesta y salida del sol, se encenderán también las luces de posición y, en su caso, las de gálibo (camiones, autobuses…).

Adquiere pronto tus balizas y protege a los tuyos y a ti, evitemos los accidentes en carreteras.